Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 noviembre 2013 1 04 /11 /noviembre /2013 12:14

erc-escu

objetos-escolares.JPG

 

 

  

ALVARTEZ-copia-1 CATECISMO-copia-1

DE CUANDO ÍBAMOS A LA ESCUELA 

Cuando cuento cosas sobre El Tamaral lo suelo hacer refiriendo recuerdos desde mediados de la década de los 50 porque yo nací al comienzo de ella.

La escuela de la aldea siempre fue unitaria mixta y los alumnos asistían a las clases desde los 6 a los 13 años. Un porcentaje importante se retiraba antes de cumplir la escolaridad por motivos diversos y un motivo importante entre ellos era el que debían ayudar a la familia trabajando en casa, en el campo o con animales.

La escuela no solo acogía alumnos de El Tamaral sino también de otras casas aisladas o aldeas más pequeñas. Venían chicos y chicas de Los Prados, Paúles, Las Cuevas, La Cornicabra, La Venta y el Cortijo de los Romeras. De las casas y aldeas más lejanas venían los escolares con sus carteras y mochilas o bolsas de comida que dejaban en casa de algún vecino hasta que llegaba la hora de la comida.

Casi todos los profesores estaban con nosotros un curso o menos. Los que venían con familia a su cargo solían quedarse más de un año, pero eran pocos. En algunos cursos pasaban dos o tres maestros o incluso algunos meses no venía nadie y por ello algún alumno y yo mismo nos vimos bajando a la escuela del pueblo y viviendo temporalmente en la casa de algún amigo de la familia  o familiar.

Comencé mi escolaridad a  los 6 años, como casi todos los niños en aquella época y recuerdo a la primera maestra que tuve como una persona agria y severa, que manejaba la vara con más facilidad de la que mostraba en sus explicaciones. Recuerdo que mis compañeros de seis años iban pasando sus primeras páginas de la cartilla, ya aprendidas, y yo seguía sin enterarme de nada de lo que me explicaban. Las primeras páginas que aprendí me las enseñaron mis hermanos mayores. El motivo de mi retraso lo achaco yo al miedo, que me bloqueaba, cuando veía cómo castigaba la maestra a los alumnos mayores.

Cuando logré comprender de qué iba aquello, pude ponerme al día rápidamente.

El comienzo de mi asistencia a la escuela fue desastroso, pero después me fui adaptando y la recuerdo de forma agradable. Recuerdo mi escolaridad con satisfacción. Siempre participé muy activamente en el aula y en las horas de recreo.

Los cursos escolares transcurrían básicamente con periodos de vacaciones como ahora, pero cada jornada había clases por la mañana y por las tardes, excepto los jueves, que sólo dábamos clase por la mañana.

Como circunstancias especiales de la escuela recuerdo cómo traíamos brazados de leña para la estufa, y cuando no había estufa traíamos braseros hechos de latas que sejetábamos por un asa de alambre; cómo nos repartían queso y leche en la hora del recreo; cómo recitábamos adornábamos y cantábamos a la virgen en el mes de mayo,; cómo se organizaban las comuniones y se preparaban las fiestas de Santa Teresa; cómo hacíamos la ronda en torno al maestro y adelantábamos o íbamos a la cola si acertábamos o respondíamos mal a sus preguntas.

He de decir también que el aula que teníamos era muy grande y funcionaba a la vez como capilla con su altar y campanario (sin campana).

En los primeros años setenta la escuela se quedó casi sin alumnos y se cerró. Algún alumno que quedaba se fue a la Residencia Escolar de Beas de Segura y años más tarde la escuela y vivienda del maestro se vendió y el comprador la transformó en su vivienda.

En otros artículos trataré de los maestros y maestras que recuerdo, sobre todo de los que estuvieron por lo menos un curso entero: D. Mariano, Dª Isabel Bueno, Dª Isabel Avi, Dª Isabel Jaén, Dª Pilar, Dª Carmen, Dª Nico …

Compartir este post

Repost 0
Published by Escolástico
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de LA ALDEA
  • El blog de LA ALDEA
  • : En este blog me propongo insertar algo de la historia reciente de EL TAMARAL, sus gentes, sus costumbres y sus cosas curiosas. Más adelante me gustaría que los visitantes aportaran documentos, datos y opiniones, sobre todo si son personas que tienen su origen o el de su familia en esta aldea de la Sierra de Segura.
  • Contacto

Enlaces